domingo, 11 de mayo de 2008

Cabeza de jazz: Arturo Bandini





Pero la cabeza de Arturo Bandini funciona por libre. Es una cabeza llena de rabia. Llena de jazz. El mundo exterior le es ajeno. Para él, podrían irse todos al carajo, excepto los editores de sus probables futuros libros y los dueños de las revistas literarias con las que aspira colaborar. La guerra en Europa y el rumbo de su país solo son el ruido de fondo de su furia contra el mundo. Un mundo en el que los "spaghetti" reclaman su lugar.

5 comentarios:

La Abutrí de Getafe dijo...

Un poquito de terapia le hubiese venido fantastica...

Belén dijo...

Cielos, me está costando mucho leer este libro, él no me gusta nada, no lo quiero...y no quiero saber nada de él...su egoismo me da rabia...creo que leeré por la tarde, por la mañana me está volviendo antisocial...

La Abutrí de Getafe dijo...

Anímo belén!.
No dejes que Arturo Baldini,te remueva la bilis...

yosoyjulian dijo...

Estoy contigo Belén. Hay momentos, pocos, que sientes por él un cierto rastro de cariño e incluso te ries con él. Pero al capítulo siguiente te cae tan gordo que te distancias de la manera más negativa: pasándo de él. Es demasiado cumpleaños-para-mí. Siempre hablando de él en tercera persona como la Aida de Gran Hermano.Es una pena porque está bien escrito( lo mejor) y la época ( super desaprovechada)es genial pero él es básicamente insoportable. Otro escritor maldito encantado de serlo y de haberse conocido.

Insonrible dijo...

Esto se anima...