viernes, 4 de noviembre de 2011

así era


una mañana reciente entro, entré, entraré en el metro mientras otro ocupante de dicha nave transportadora lee, leyó, leerá acerca del mundo tralfamadore. yo estaba allí.

5 comentarios:

porlatangente dijo...

De este señor me leí El desayuno de campeones y lo disfruté bste, pese a publicarlo Anagrama con el jeto de Nick Nolte (?!) en la portada.

Insonrible dijo...

Yo solo he leído Matadero 5. Me ha gustado, pero, para mi gusto, demasiada ida de olla. Pero la guerra es así, imagino.

Insonrible dijo...

¡Crónica! ¡Crónica! ¡jamón-monja-jamón-monja-jamón-monja-jamón-monja-jamón-monja-jamón-monja-jamón-monja-jamón-monja!

KIRA dijo...

toronto, milo reclamaba picnis y esta tarde he ido a comprarle. es el sindrome post-taravaus!

littleEmily dijo...

Ay, que Milo se ha vuelto adicto a los picnis...
Intentaré acabar Matadero 5 esta semana y ¡reduciré la lista de lecturas a la vez! que no puedo volver a otra Sarten sin acabar el libro :P
¡Monja-jamón!